Estamos trabajando en nuestro nuevo sitio.Volveremos muy pronto para seguir rompiendo líneas.

La fase 2.0 está muy cerca. Afrontaremos los grandes eventos que se aproximan de otra forma.

Copyright © The Line Breaker | Published By Gooyaabi Templates | Una web de The Line Breaker Company
Diseñado por José Rafael Camacho.
Con la tecnología de Blogger.

SUSCRÍBETE POR CORREO

Valverde, el artífice de un Barça plural

Por: Carlos Garrido Marqueño (@carlosfutysal). 

El fútbol es uno de los deportes más universales que se conocen, ya no solo por la extensión social y cultural que abarca, sino también por lo heterogéneo de su funcionamiento y filosofía. Son muchos los estilos y las formas de entender este juego. Algunos arcaicos, otros novedosos. Eso sí, si se gana, todos son válidos. 

Si alguien sabe bien de lo que hablo, ese es Ernesto Valverde. El ‘Txingurri’ llegaba este pasado verano a la Ciudad Condal con la difícil misión de devolver al FC Barcelona a la senda del éxito, dotándole de una identidad que parecía haber perdido en el ocaso de la etapa liderada por su antecesor Luis Enrique. Curiosa paradoja, el Barça, un club conocido por defender un estilo bien definido, debía reinventarse y conseguir de nuevo su propia personalidad. El reto quizás podría asustar a muchos, pero no al técnico cacereño. Esta era la oportunidad perfecta para demostrar lo que ya sabíamos.

Hoy, a poco más de seis meses desde su debut en el banquillo culé, Valverde ha sido capaz de romper las expectativas y presagios más optimistas. Sobre todo en el torneo doméstico, donde los azulgranas lideran de forma holgada una competición en la que no conocen la derrota hasta el momento. Una racha edulcorada con unos números francamente sensacionales: 18 triunfos, 4 empates, 60 goles a favor, tan solo 11 tantos en contra (lo que se traduce en un balance positivo de + 49) y una media de posesión de balón de un 64%. 

Todo esto ha sido posible gracias al proceso de transformación que Ernesto Valverde ha llevado a cabo en el juego del equipo. En la actualidad, el FC Barcelona es un conjunto que no solo se ciñe a desplegar sobre el césped un estilo que conoce a la perfección y que forma parte de su ADN futbolístico. Ahora, ese estilo se combina con otros muchos en función de las exigencias a las que se ve sometido debido al contexto y al rival. En ataque, la posesión y el empeño por elaborar la jugada perfecta pueden dar paso al contragolpe, rapidez y verticalidad. Mientras que en defensa existen tanto momentos de presión en campo rival, como instantes de repliegue y líneas bien juntas atrás. 

En resumidas cuentas, Valverde ha demostrado en el lugar más impensable de todos que el método idóneo es aquel más eficaz. Que la belleza y la virtuosismo no tienen porqué estar reñidos con lo simple y llano. La finalidad del fútbol no es otra que ganar, y para llegar a ello lo mejor es tener diferentes alternativas.

Compartir:

Publicar un comentario

REVISTA THE LINES